Carregant. Un moment si us plau ...
search

Club de Petanca de Portbou

Alexandra Wix

Taller: Fotoperiodismo

Perfil d’Instagram

Club de Petanca de Portbou

Desde hace casi cinco años que llamo al pueblo de Portbou mi hogar.

En este pueblo donde la mitad de la gente tiene más de 60 años, el turismo fronterizo de alcohol y tabaco es lo que atrae a los visitantes que vienen de Francia por un día a comprar.

Muchos menos son los que vienen por el memorial y el monumento al filósofo alemán Walter Benjamin.

Los buenos tiempos representados por la estación de tren y la iglesia sobredimensionadas, así como algunos hoteles abandonados, se acabaron hace décadas con la apertura de la frontera.

Hoy en día lo que se ve es un pueblo medio fantasma y decadente, pero si una mira más de cerca, se pueden hallar lugares de encuentro con mucha vidilla.

Un espacio en concreto me ha llamado la atención desde el principio por su vida en medio de la decadencia, por su espíritu auto-organizado y anárquico. Y también por el hecho de que todos los días del año, tanto si la Tramontana se enfurece o el sol brilla intransigentemente, alrededor de veinte personas de varias edades y provenientes de pueblos de los dos lados de la frontera se encuentran ahí.

Se encuentran para reírse, tomarse unas birras y sobre todo para jugar con toda la seriedad necesaria a jugar a la petanca.

Este trabajo, inacabado por la intervención del Covid-19, es un pequeño acercamiento a estas personas, este lugar y su pasión.

Portbou, marzo 2020.

 

Share it on your social network:

Or you can just copy and share this url